Niñas prostitutas cuba prostitutas hotel

niñas prostitutas cuba prostitutas hotel

La situación llevó a un juez, Peter Singer, de la división familiar, a instar al gobierno de que introduzca leyes que detengan el comercio internacional de mujeres y niñas. Se estima que unas 1, entran al país anualmente y son obligadas a la prostitución. Los reporteros del Sunday Mirror realizaron una investigación que los puso en contacto con Aktham Zuhair Salem Madanat, quien se encontraba en Gran Bretaña alegando ser un iraquí perseguido por Sadam Husein.

Madanat era en realidad un jordano que confesó a los periodistas haber sido proxeneta en Miami, tener una casa en Cuba y residir durante diversos períodos en Inglaterra, a lo largo de nueve años. Tiene nueve visas cubanas estampadas en su pasaporte y había viajado 13 veces a la Isla.

Madanat había regresado a Inglaterra con su esposa cubana y cuatro hijos, y todos estaban alojados en el London Park Hotel, que albergaba unos refugiados en busca de asilo. En el lugar operaban diversas bandas dedicadas a la prostitución.

El vídeo fue tomado durante el cumpleaños de una de sus hijas, en su vivienda en Cuba. Había invitado a la fiesta a un grupo de jóvenes del pueblo y ahora usaba la cinta para promover la venta de las jóvenes como prostitutas. Niñas en edad escolar, procedentes de Cuba, Nigeria y Albania son obligadas a prostituirse en Gran Bretaña.

Las encierran, golpean y les suministran drogas. Viajan con documentos falsos. No era la primera vez que Cuba aparecía en la prensa de Inglaterra vinculada al tema de la pornografía infantil. En el juicio, celebrado en noviembre de , las autoridades inglesas mostraron su interés en conocer lo que hacía Glitter durante sus frecuentes viajes a la Isla, donde tiene una casa.

En enero de , luego de cumplir la mitad de una condena de cuatro meses por 54 cargos de posesión de pornografía infantil, Glitter, que en la actualidad reside en España, manifestó que podría trasladarse a vivir en Cuba, con lo que La Habana no sólo se mostró complacida sino que lo invitó a hacerlo.

En vez de enfrentar el problema, el gobierno cubano se limita a negarlo o a limitar su alcance. Aunque existen leyes severas al respecto, no hay la voluntad de erradicar las condiciones que propician esta forma de abuso infantil, así como tampoco para poner fin a la prostitución. Aquellos padres que han podido reunir unos pocos pesos convertibles llevan a sus hijos al parque de diversiones. Cuando la noche empieza a caer, emprenden el regreso a la capital, en los mismos ómnibus de empresas.

Con esa manía de exagerarlo todo, el gobierno de los Castro se ufanaba en venderle a los cubanos la idea de que Varadero era la mejor playa del mundo. Dentro de esa franja estrecha de arenas finas y muy blancas, se ha levantado un impresionante conglomerado de hoteles. Desde , los cubanos con ''pasta'' pueden acceder a ellos.

Ya desde antes, los cubanoamericanos lo venían haciendo. Es una de las extravagancias del gobierno de los Castro. Gracias a los billetes verdes del "imperio del mal", muchas familias en Cuba tienen oportunidad de pasar un fin de semana en un hotel de Varadero.

El hotel Arenas Blancas, con oferta de "todo incluido", cuesta pesos convertibles por tres noches y cuatro días para un matrimonio con dos hijos. Ese dinero equivale al salario de año y medio de un profesional altamente calificado. Situado en la primera línea de playa, junto al hotel Solymar conforma un emporio de casi habitaciones.

En el primer semestre del año los cubanos no suelen acudir tanto a las playas. Debido a la crisis económica en Europa y la recesión en Estados Unidos, los bolsillos de los parientes en el exterior se han encogidos. Así y todo, las entradas de remesas han seguido creciendo.

A esta clase de turistas locales se suma la nueva camada de mini empresarios particulares que arrendan habitaciones, tienen un 'paladar' o una pequeña flota de autos de alquiler. Las ganancias les permiten darse una vuelta por Arenas Blancas. Y luego de 72 horas de playa, tragos y discoteca con una escultural negra o mulata, se sienten en la gloria. Algunos cubanoamericanos también tiran 'canas al aire'. Jorge es uno de ellos. Le va bien con su negocio de alquiler de trajes de buceo en la Florida.

Los hijos, ya hombres, han encaminado sus vidas. Y Jorge tiene plata y deseos de acariciar una piel trigueña, dura y tersa. Nada de mimos ni charlas amorosas. En Cuba las cosas son diferentes. Se establece una empatía. Si las cosas siguen marchando bien, estoy pensando sacarla del país", cuenta Jorge, mientras en el bar del hotel ve el juego de baloncesto de la NBA entre Miami Heats y Boston Celtics. Una pandilla de ruidosos mexicanos se la pasan en grande bebiendo y cantando rancheras desde que abre el bar hasta que cierra.

Pero a mí nadie me va a convencer de que lo hagan porque tienen hambre, etc y mucho menos en Cuba. Y por cierto ni soy izquierdista, ni castrista, ni de derechas ni nada que se le parezca Educación deficiente sí, pero educación al fin y al cabo, sanidad por el piso sí pero posibilidad de tratarse y de restablecerse de la enfermedad, Universidad politizada y llena de hipocresía sí Díganme cuales son las oportunidades, la educación, la sanidad en No es cierto que lo hagan por comida.

Por suerte en Cuba a nadie le falta un plato de bazofia o no que echarse a la boca. Y eso lo reconozcan ustedes o no es un grandísimo mérito de la dictadura.

niñas prostitutas cuba prostitutas hotel Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos. No importa con quién ni hacia dónde. Derecho al olvido y sanciones millonarias: La tarde de despedida, el personal del hotel te abraza prostitutas navalcarnero follando prostitutas cubanas desea que repitas la visita. Fidel castro es un proxeneta a gran escala, y su hisla un gran puterio barato para todos los turistas pobres que no pueden pagarse putas VIP. Ke bueno ke je kambio la vida ati ojala ke todos los hermanos kubanos en general hombres y mujeres tuvieran una vida mas digna.

0 thoughts on “Niñas prostitutas cuba prostitutas hotel

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading